Atención a la Diversidad

En el colegio se establecen en cada caso las medidas de atención a la diversidad que permitan responder a las necesidades educativas concretas del alumnado y a la consecución en el mayor grado posible de las competencias básicas y los objetivos de cada etapa.

De manera semejante, se toman las medidas necesarias para que los alumnos con mayores aptitudes y motivación vean satisfechas sus expectativas y puedan alcanzar el máximo desarrollo de sus capacidades personales.

Se establecen los necesarios programas de diversificación curricular y las medidas de apoyo específico para el alumnado con necesidades educativas especiales, para el alumnado con altas capacidades intelectuales y para los que se incorporan tardíamente al sistema educativo.

Las medidas de apoyo ordinario tienen carácter organizativo y metodológico y van dirigidas a los alumnos que presenten dificultades de aprendizaje en los aspectos básicos e instrumentales del currículo y que no hayan desarrollado convenientemente los hábitos de trabajo y estudio. Permiten la recuperación de los hábitos y conocimientos no adquiridos, para facilitar que todos los alumnos alcancen los objetivos de la etapa.

En cuanto a los alumnos con altas capacidades intelectuales, identificados como tales por personal con la debida cualificación, se flexibilizan sus estudios en los términos que contempla la normativa en vigor. En todo caso, se aplican medidas de enriquecimiento curricular para esos alumnos, de acuerdo con las características de cada uno.